Sobre el Decreto 514 de 14 de mayo de 2013…

El día lunes 27 de mayo de 2013, se publicó en Gaceta Oficial y entró a regir el Decreto Ejecutivo No. 514 de 14 de mayo de 2013:

Que establece el marco regulatorio para la confección de sellos de goma o similares y de las recetas médicas, a utilizarse por los profesionales de la salud.

Esta regulación era necesaria, para “evitar cualquier fraude, abuso, corrupción o desviación en esta materia”; tal como lo establece el Artículo 6 de dicho Decreto Ejecutivo. Sin embargo, implementar medidas de control debe conllevar una planificación previa, que tome en consideración las posibilidades del sistema para acoger y cumplir las nuevas disposiciones.

Veamos algunos aspectos:

  • El Decreto Ejecutivo no establece diferencias entre la práctica en las instituciones públicas o la práctica privada. Las disposiciones establecidas llevan a pensar que las recetas deben estar personalizadas y deben contar con una numeración consecutiva, para el control de la expedición de las mismas, por parte de las imprentas. Me pregunto entonces, ¿tendrán las instalaciones de salud estatales -entiéndase del MINSA, de la Caja de Seguro Social o Patronatos- que mandar a imprimir recetarios personalizados y con numeración consecutiva para cada uno de los médicos que trabaja en dichas instalaciones? Si leemos el Artículo 5, parece que la respuesta es sí, pues se responsabiliza a todo profesional de la salud de la conservación y custodia de sellos y recetas.
  • El trámite que tendrán que realizar las instalaciones de salud con las imprentas va a ser un poco complicado, pues para mandar a confeccionar los sellos de goma y las recetas para cada médico que en aquellas labora deberán, si vemos el Artículo 3 del Decreto, hacer que cada médico otorgue un poder especial y presente la documentación requerida para que se realice el trabajo.
  • ¿Qué pasa si la institución del estado tiene una imprenta e imprime sus propias recetas institucionales para los médicos que en ella trabajan? No se aclara esa situación en el Decreto en mención.
  • El Artículo 6 del Decreto establece, en su primer párrafo: “Toda farmacia deberá contar con los medios para acreditar la veracidad de la firma del profesional de la salud que expide la receta médica, a fin de abstenerse de dispensar medicamentos solicitados a través de documentos alterados”. En principio, es una medida excelente; pero, ¿cómo van a verificar las farmacias la veracidad de la firma del médico? Se me ocurre que debería haber un registro computarizado de firmas de médicos del país, ordenadas según el número de registro profesional, y disponible para los licenciados regentes de farmacias en la web en una página segura, que permitiera la entrada con perfil de usuario, mediante un nombre y una contraseña personalizada. Ese registro no existe en este momento. ¿Tendrán que crear las farmacias ese registro? ¿Cómo van a resolverlo las farmacias de las instalaciones de la Caja del Seguro Social, que surten recetas del sector privado a los derechohabientes y sus beneficiarios?

Les dejo el texto completo del Decreto Ejecutivo para que lo lean y lo analicen…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s