Importancia de la hora de irse a la cama para los niños y niñas…

El 9 de diciembre se publicó en este blog una entrada titulada: Horas de sueño necesarias según la edad 

El Centro CLAMP publicó en nuestra biografía en Facebook, una información relacionada muy interesante acerca de la importancia de establecer horarios consistentes de irse a la cama para los niños y niñas, y el impacto de esta medida a los 7 años de edad. La información es extraída de una artículo de acceso libre titulado Time for bed: associations with cognitive performance in 7-year-old children: a longitudinal population-based study publicado en Journal of Epidemiology and Community Health

No solamente es importante el total de horas de sueño. También es muy importante establecer una hora de irse a la cama. La información compartida por  Centro CLAMP  fue la siguiente:

Acostarse a distintas horas cada noche parece reducir la potencia cerebral de los niños, según un nuevo estudio publicado en Journal of Epidemiology and Community Health. Una reciente investigación contó con 11.178 niños cuyas rutinas familiares, lo que incluye la hora de acostarse, se registraron cuando tenían 3, 5 y 7 años de edad.

A los 7 años, los niños realizaron pruebas para evaluar sus habilidades matemáticas y de lectura y su conciencia espacial. Las niñas que tenían horarios irregulares para acostarse obtenían puntuaciones más bajas en las tres pruebas que las niñas con horarios regulares. No sucedió lo mismo con los niños de 7 años. Un horario irregular para dormir a los 3 años se relacionó con unas puntuaciones más bajas en la lectura, las matemáticas y la conciencia espacial en los niños de ambos sexos, lo que sugiere que alrededor de los 3 años podría ser un periodo sensible para el desarrollo de las habilidades mentales.

El impacto de un horario irregular para acostarse pareció ser acumulativo. Las niñas que nunca siguieron un horario regular a los 3, 5 o 7 años tenían unas puntuaciones significativamente más bajas en la lectura, las matemáticas y la conciencia espacial que las niñas con unos horarios fijo. El impacto fue el mismo entre los chicos, pero en dos de las tres edades.

El estudio concluye que los horarios irregulares de sueño podrían afectar a los ritmos corporales naturales y provocar privación de sueño, dañando la capacidad del niño de adquirir y retener la información.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s